Asesórate y conduce seguro

25 Feb

BLOG26-Seguro autoCon la entrada en vigor del seguro obligatorio para vehículos que circulan en carreteras federales, he recibido llamadas de personas que buscan contratar un seguro de auto de responsabilidad civil, y lo primero que preguntan, antes que las coberturas incluidas, es: “¿Sale caro?” Es entonces cuando comienza mi labor, pues les hablo de que un seguro no es un gasto, sino una inversión en previsión.

Como asesores de seguros, es muy importante para nosotros dejarle claro al cliente que no deseamos “venderle seguros”, sino brindarle la protección que puede necesitar en caso de un siniestro.

Esta protección comienza por las coberturas que amparan contra los daños causados a terceros en sus personas o vehículos en caso de un accidente, y es a lo que obligan las autoridades con el seguro carretero.

El contratante debe ser cuidadoso al elegir este tipo de cobertura, pues debe informarse debidamente de los mínimos que está obligado a pagar por ley en su estado en caso de la muerte accidental de un tercero, que en el caso de Guanajuato, por ejemplo, asciende a casi 4 millones de pesos.

Esta información detallada no te la dará un vendedor de seguros que te llame desde el Call Center de un banco para ofrecerte pólizas, ni el cajero en una sucursal bancaria, ni un sitio de Internet que no te ofrezca atención personalizada. De ahí la importancia de que contactes a un asesor profesional que realmente se interesará por tu seguridad y protección, y no por ganar una comisión por ventas.

Enseguida, como contratante, debes considerar ampliar tu seguro para que proteja tu propio vehículo contra daños materiales y robo total. El costo puede subir, pero en el caso de un automotor de reciente modelo es lo más conveniente por el alto valor del mismo.

Es importante señalar que en cualquiera de sus coberturas, de básica a amplia, los seguros de autos incluyen los gastos médicos de los ocupantes hasta el límite contratado, así como defensa legal en caso de accidente y servicios de asistencia, como envío de grúas, en caso de fallas mecánicas.

Cada compañía de seguros ofrece, además, coberturas adicionales para comodidad del cliente, como puede ser proporcionar un auto en préstamo si tu vehículo fue robado o mientras está en el taller o reembolsar el importe de la renta de un auto sustituto en caso de robo total.

El asesor te ofrecerá estas coberturas adicionales, pero también te aconsejará, de acuerdo al uso que des a tu vehículo, si te conviene hacer el pago de prima extra que representarían.

Si tu auto no está asegurado, no esperes más, hazlo. Si lo está, revisa tu póliza para que sepas si incluye las coberturas que necesitas, o detectes si te “vendieron” coberturas innecesarias y costosas. En ambos casos, los asesores de seguros estamos para orientarte, protegerte y acompañarte… siempre.

Dolores Cheang … siempre a tu lado

doloresch@dolorescheang.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *