Haz tu balance de 2014 y planea un 2015 mejor

23 Dic

SLIDE-BLOG20-Haz balanceEn estos últimos días del 2014, los pequeños y medianos empresarios dedican un tiempo a reflexionar sobre los retos de negocios que se establecieron al iniciar el año y cuáles cumplieron y cuáles no. Y yo creo que es algo que debemos imitar como individuos.

Seamos o no empresarios o emprendedores, es útil realizar este balance personal de fin de año y meditar sobre cuál es la diferencia entre nuestros logros y nuestros (aparentes) fracasos. Quizá descubramos que fue el entusiasmo con el que emprendimos cada objetivo, o la previsión que practicamos ante los factores que no estaban bajo nuestro control.

Digamos que durante 2014 te propusiste aprovechar mejor tu tiempo en el trabajo para que, al ir a casa, realmente pudieras desconectarte de todo y disfrutar a tu familia. Ese tiempo de calidad con tus seres queridos fue el motivador ideal que te hizo cumplir la meta que te estableciste. Este es un ejemplo en el que la pasión con la que nos entreguemos a un objetivo nos facilita obtener resultados positivos.

Ahora, supongamos que tenías el firme propósito de ahorrar pero no lo hiciste, o que tuviste un accidente automovilístico que representó el pago de daños a terceros. En estas dos situaciones, la previsión es lo que marcó la diferencia. ¿Cómo? En el primer caso, si hubieras contratado un seguro de vida con opción de ahorro o inversión, seguramente habrías cumplido la primera meta, y en el segundo, si no hubieras contado con el seguro de responsabilidad civil de tu auto, el descalabro financiero habría sido importante.

Analiza con sinceridad tus acciones y tus omisiones durante el año que concluye y verás que en todo ello encontrarás lecciones que aprender. Lo que haya tenido resultados positivos, refuérzalo; lo que no, modifícalo.

Toda esta reflexión debe llevarte a la planeación del nuevo año y al establecimiento de metas alcanzables. Una vez que tengas en claro dónde estás y a dónde quieres llegar, es más fácil establecer objetivos a corto plazo que, poco a poco, te lleven a la meta final.

Las personas que tienen claro a dónde van, tienen mayor probabilidad de tener éxito y, de paso, ser más felices. ¿Lo habías pensado así? Sí, cuando realizamos un sueño o tenemos un logro importante, nuestro nivel de autosatisfacción se eleva y, por tanto, somos más felices, se refuerza nuestra autoestima y nos sentimos capaces de llegar más lejos.

La clave está en que nos planteemos “microobjetivos” y planeemos cuidadosamente qué pasos debemos dar o qué habilidades debemos desarrollar para alcanzarlos. Con cada uno que cumplamos, nos sentiremos más seguros para abordar el siguiente reto.

Empieza ya a anotar lo que lograste y lo que no este año y planea cómo enfrentarás los retos de este 2015. ¡Hazlo y te auguro un Año Nuevo lleno de satisfacciones!

Dolores Cheang … siempre a tu lado

doloresch@dolorescheang.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *