Un seguro, tu salvavidas financiero

18 Sep

REEMBOLSO-1-Depositphotos_50641149_s
Seamos sinceros, las aseguradoras en México tienen mala fama. Todos hemos oído de casos de siniestros cuyos daños, al final, no fueron reembolsados por una u otra compañía de seguros. Es lógico que sea de lo que nos enteremos, los casos con una resolución positiva y rápida no son noticia.

En general, las compañías de seguros desembolsan cientos de millones de pesos al año en el cumplimiento del pago de las pólizas contratadas por decenas de miles de sus clientes:

  • Cuando un huracán azota a un destino turístico de playa, los hoteles pueden volver rápidamente a su operación normal gracias a las indemnizaciones que reciben de las aseguradoras.
  • Tras ocurrir un accidente automovilístico, una persona puede pagar los daños a terceros, conservar su libertad y recuperar su patrimonio gracias a la asesoría y el reembolso que le otorga su compañía de seguros.
  • En caso de que un incendio destruya una fábrica, sus inventarios o sus equipos de trabajo, la empresa logra restablecer su funcionamiento y producción al hacer válida su póliza contra ese tipo de riesgos.
  • Si una familia se ve imposibilitada de regresar a su hogar por una explosión de gas que causó severos daños, puede comenzar a restablecer un poco la normalidad, pues la aseguradora garantiza un anticipo en efectivo para cubrir sus gastos de emergencia y el pago total del siniestro en 2 días hábiles después de presentar toda la documentación necesaria.

Todo eso no aparece en las noticias ni en una búsqueda en Internet sobre la confiabilidad de las compañías de seguros. Solo nos enteramos de los casos negativos; que sí los hay, lo admito. Y también es un tema que preocupa a las aseguradoras, como lo demuestra AXA México con su Protector del Asegurado (axainforma.com/blog/wordpress), quien interviene cuando un cliente está inconforme con la resolución emitida por la empresa dando una opinión independiente, imparcial y clara.

Pero esos casos de inconformidad de parte de los clientes se deben, principalmente, al desconocimiento que tienen sobre el seguro que contrataron. Según datos de la Comisión Nacional de Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), menos del 50 por ciento de los asegurados conocen a fondo las coberturas y exclusiones de sus pólizas.

Al anunciar recientemente el lanzamiento de su blog, el Protector del Asegurado de AXA México, Ismael Gómez Gordillo y Ruelas, aseguró que parte del problema radica en que las personas no leen sus contratos y, por tanto, “ignoran sus derechos y obligaciones”. Y, bueno, es que a veces los contratos son tediosos y confusos, ¿verdad?

Además, yo añadiría que otra parte del problema de la desinformación es cuando los “vendedores” de seguros, entre ellos los bancos olvidándose del viejo adagio de “zapatero a tus zapatos”, omiten mencionar las exclusiones u ofrecen beneficios falsos con tal de convencer a los clientes de contratar un seguro con ellos.

Bueno, déjame decirte que puedes blindarte contra esas dos situaciones si acudes a un asesor de seguros profesional y certificado, que te explique a fondo tu contrato y se apegue a la verdad. De él te hablaré más extensamente la próxima semana. No te lo pierdas.

Dolores Cheang

doloresch@dolorescheang.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *